NO ES BUENO QUEDARSE LAS COSAS DENTRO